Para todos aquellos hartos de novelitas crepusculares

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Caminos

A medida que vivimos y respiramos vamos creciendo, madurando, dejando atrás ciertas cosas que dejan de tener importancia para que otras realmente si la tengan.
Estrechando los caminos, desechando los que realmente no nos van a servir.
Algunos son sueños, otras apuestas del destino, otros son nombres, otros amores, otros son personas…
Pero mientras avanzamos eliminamos esos distintos caminos, y los que aún tenemos a nuestra disposición se hacen mas exquisitos, requiriendo cada vez de menos cosas pero de mayor calidad.
Hasta que en un instante, nos damos cuenta de que por si solos hemos acabado en un camino, muy estrecho, pero que va directo hacia nuestro verdadero objetivo, con las personas y los sueños que queremos.
Pero…eso no viene hecho señoras y señores, hay que luchar, y eso es lo que muchas personas no entienden.
Que hay que saber como y con quien crecer, hay que dejar intactos los principios y las ideas claras.
Y se que sonará osado pero me rodeo de los mejores, elijo los mejores, por eso soy bueno, por que los que me rodean también lo son.
Y mis sueños? Tendré que hablar nuevamente de ellos?
Pues no los veo tan lejanos, todo lo contrario…

No voy a dejar que dependan de nadie que no sea yo, no como otras personas que apuestan todo a una persona, a una oportunidad, a un puñetero día que te puede dejar sin nada, y ahora mismo la competencia es brutalidad pura.

Un error y estarás fuera.

Y el mero hecho de centrarme es la calma que precede a la tempestad, pues el caos se huele, volveré a esa vida que siempre tuve.
La formalidad no es más que una tapadera para poder aguantar lo que vivo ahora.
Llegará un momento como siempre que explotaré, me dejaré entrever tal y como soy, como siempre, se me ve a la legua y mi inmensa boca jamás dejará un tema por zanjado, jamás dará la razón al indebido.

Volveré a tener problemas, volveré a tener que solucionarlos.
Pero no es eso el sentido de la vida? La vuelta al caos y luego a la normalidad?
No paro de explicarlo en las últimas entradas, nos mal acostumbramos a vivir acomodados y tenemos que estar en continua supervivencia.

Sacar las garras, enseñar los dientes, es lo que me vale ahora.
Quien está conmigo? Cuento con un equipo de privilegiados que se que se tomará en serio un pulso a la vida y que pasará de mitos y irrealidades…

Pegad duro, es lo único que os pido. Que la última gota de sangre que salga sea de vuestros nudillos.

Las estrellas son más cercanas de lo que pensáis, pues nos miran esperando el momento.

Quod Hoc Voluerunt

A.Jota a.k.a. SobrevivirNoEsUnaOpción

sábado, 5 de noviembre de 2011

Autodestrucción

La vida da. La vida quita.
Y en algunas circunstancias yo elegí suprimir ciertas cosas antes de que la vida se lo planteara, controlando así el caos que podría surgir en mi futuro, como si del miedo huyera y afrontara la cobardía, sabiendo que estando como estaba me hundiría en el juego de siempre.
Tras recuperar casi en su totalidad el control de mi vida, tomé esta medida, alterando el orden lógico de las cosas pues ahora si tenía la opción de elegir.
Y no estaba en una posición de ventaja ni mucho menos, al contrario, seguía en una fuerte sumisión del ámbito social y económico.
Pero, hasta ese momento si podía hacer frente a estos aspectos con ciertas decisiones, las que dependían única y exclusivamente de mí.
Pedazos de mi vida muy bien conservados se hacían añicos, el poco amor que aceptaba se desvanecía y la lealtad de otros tiempos salía a la luz como una decepcionante falsedad.
Así que de nuevo, volviendo a la teoría de la montaña rusa, estábamos en el mismo punto que en otro tiempo pasado, volviendo atrás y moliendo a granos lo poco que me rodeaba.
En fin, tenia que ser así si quería por una vez en la vida sacar adelante proyectos de trabajo. No disponía del mismo ocio, ni de las mismas compañías.
El mundo había cambiado a mí alrededor como ya pude predecir dadas las circunstancias de un verano de caos, el cual es un agujero negro en mi vida, seleccionando muy pocos momentos por lo que mereciera la pena luchar o sentir.
Y ya no solo de este año, todos esos instantes que refuerzan mi pasado empiezan a perder sus cimientos.
No quiero mas depender de este pasado, quiero un futuro, una nueva imagen que si haga frente a mi verdadera personalidad y a mis objetivos reales.
Quiero ser libre… y antes no podía.
Y si, acepto que pueda arrepentirme, no siempre mis planes salieron bien, pero por encima de cualquier persona esta mi orgullo, mis principios y mi filosofía.
Nadie la puede combatir, nadie, pues las personas que lo intentaron abandonaron mi vida sino les eché yo antes de ella.


Una parte de mi todavía siente, pero está ahora mismo demasiado escondida, necesitaría volver a confiar en las personas. Pero eso ahora mismo no es una necesidad.
Crecí solo y aprendí a vivir así, necesitando tan solo mi estilo de vida.

Y todavía mi otra parte sigue pensando encarecidamente que mi egolatría esta mas que justificada, pues todos en un momento sabréis apreciar lo que verdaderamente le pude ofrecer al mundo.

Por eso no se ahora mismo quien lleva la razón, pensando realmente que ninguna de las dos partes la lleva. Demasiado radical se vuelve mi mente para lo comprensible y paciente que era esta antes.

Tan solo soy aun más salvaje, más claro y mas real.



A.Jota a.k.a. Delete