Para todos aquellos hartos de novelitas crepusculares

martes, 30 de agosto de 2011

Noche tras noche ( XXXIX )

Adiós verano adiós, no te echaré de menos, quizás te echaré de más.
Terminarán las noches en vela (no mentiré, no van a terminar) pero si que me olvidaré de las canciones del verano, de veros bailar y volverme loco (espero volver a veros bailar, pero espero no volverme quizás tan loco) de una ciudad sin ritmo y sin sangre, pasaré de sudar a preocuparme por la lluvia y el frío, viendo como se me congelan las putas orejas como cada vez que entra el otoño.

Nos echaremos para alante y demostraremos que si bien tuvimos nuestro tiempo de ser críos ahora toca demostrar que somos algo más y que podemos con la vida y la rutina.
Yo dejaré de preocuparme por tu miedo, por tus mentiras, pensando únicamente en la tensión desprendida por las miradas que se cruzan y los contactos físicos inoportunos que surgen.

Tras vivir unos meses en el mundo de fantasía ahora es cuando se diferencia a los pavos de los hombres, y a estos de los héroes, hay que salir adelante en la jungla de asfalto.
Unos superarán sus expectativas con creces y tendrán todo a su favor para seguir así, pero otros en cambio volverán a caer en el error de pensar que no existe el miedo ni que existe la derrota.

A mi me acompañan únicamente mi gran par de pelotas, ya que no me respalda mas, ni gente, ni pareja, ni mucho la familia tampoco, en esto estoy solo, pero aunque nadie me apoye el día que consiga sacar todo adelante estos mismos se sorprenderán, y como siempre digo es el año perfecto para cerrar bocas.

Y si, también prometí al mundo que dejaría de soñar cuando encontrara una persona especial, buena y que mereciese la pena. O eso, o un unicornio.

También dejaré atrás otros malos hábitos, como el alcohol, las juergas, las malas mujeres, las peleas, los gritos a la policía, desobedecer a mi mamá, no estudiar, no dormir, no preocuparme una mierda por mi estado físico y mental, hacer que me preocupo realmente por los demás…todo ese tipo de cosas.

No me considero un vago bohemio de vida insulsa, pero he visto muchas cosas y se que poco me sorprenderá, hasta que algo o alguien de un golpe sobre la mesa en mi vida.
Ese quizás podría ser yo.


Es tiempo de ser ambicioso, tiempo de conquistadores, y cada vez veo más cerca el día en el que jugaremos, pero no a un juego normal y corriente, no, jugaremos a ser dioses que controlan sus vidas como quieren…seremos grandes.



Y tú deja de resistirte ya…no, mejor no, sería demasiado fácil.





A.Jota. a.k.a. un truhán, un señor

martes, 23 de agosto de 2011

Noche tras noche ( XXXVIII )

Cuando por fin decidí que ya la noche era muy profunda como para seguir despierto no pude evitar ir hacía la ventana, y volver a mirar como muchas noches a través de ella.
Las hojas del árbol que tapaba la parada de autobús empezaban a dejar entrever algo de marrón...el verano dejaba paso poco a poco al otoño.
Un verano como ya dije lleno de sensaciones, pero que al final parece perder mucho encanto del que tenía en un principio.
Todo terminó como empezó, con un beso, como si de un pacto de sangre se tratará y que marcó por poco tiempo una pequeña historia.
Más recuerdos y mas cuentos de princesas para mi, tantos como tropiezos y aciertos en las aceras que veo desde mi ventana.
El barrio en general forma parte de muchas cosas y espero recordarlo aun siendo mas mayor, fardando quizás de sobrevivir a su a veces salvaje personalidad.
Es posible que sea un vago reflejo de el...o al menos me gustaría serlo.
La noche cada vez llega antes y se nota más otro ambiente, esa presión en algunas caras que refleja el miedo de la nueva temporada.
Y creedme, en otoño si que todo se vuelve mas salvaje.
Se marcan mucho más la importancia de las personas, se hacen más visibles las palabras sinceras.
Preocupa más no mojarse que llegar tarde, no pasar frío a la responsabilidad de seguir vivos.
Vallecas es mi New York personal, para mi tiene lo necesario para ser el corazón de todos.
Y realmente y volviendo a mis raíces sigo visitando los mismos sitios.
Las canchas donde quizás comenzó una leyenda como otras, largas tardes y noches por el barrio dando vueltas algo pasados de tuercas terminando en casa de algun pobre que nos aguanta, buenos amigos vaya. Y todos siempre en busca de otra que nos aguantara...
Y para nada perdió todo esto la esencia, pero la melancolía me abruma estos días, me hace pensar que somos mucho mas simples de lo que nos creemos. En particular me considero feliz con poco.
Tampoco quiero ver pasar los días a mis espaldas como nada, se que muchos de mis días marcaron los de otras personas, muchos de mis recuerdos son de otros también.
Como dijo Ghandi, no hay que esperar el cambio, sino serlo tu mismo.
Por eso no pienso esperar a que te salgas con la tuya...no no, pienso ahogar hasta la ultima posibilidad para cambiar esta situación.
Septiembre esta a la vuelta de la esquina pidiendo a gritos que me pierda en el, pidiendo un nuevo renacer, que si hay suerte puede ser brutal y vital en mi vida.
No pienso en otra cosa, en intentar manejar mi tiempo al milímetro para que lo que resta salga aceptablemente bien, después la lotería dirá, por eso siempre quiero tener todo bajo control, o al menos todo lo que bajo mi responsabilidad cabe, y creedme que esto antes no era así.

Hay una notable evolución en mis palabras, en las entradas de blog de hace un año, muchos sabrán tan bien como yo como esta la cosa dependiendo de como y cuando escriba.

Ahora señoras y señores, está bien, solo nubla mi mente algo de nerviosismo por la nueva estación entrante, y si...quizás otros temas de los que poco a poco no me siento orgulloso.
Aunque no tengo duda de que cuando menos importancia le de volverá a la normalidad, espero no equivocarme, de lo contrario habré perdido demasiado tiempo intentando comprender cosas ajenas a mi.

Y creedme, esa ventana sigue abierta, mientras siga vivo seguiré visitandola pensando en todo y todos, el soñador no para hasta que tiene lo que quiere, y la ambición se convierte incontrolable llegados a un punto demasiado alto...

Sofocar mi deseo, sin esperar nada más...

A.Jota. a.k.a. Bailas?

martes, 16 de agosto de 2011

Noche tras noche ( XXXVII )

Como me jode ser adivino y ver las cosas antes de que pasen…pero también hace que duelas mucho menos, siendo ahora nada más que una sombra, una pequeña cicatriz, y el deseo carnal que dejas.

Apartando esto, si, el verano 2011 llega poco a poco a su fin, pues aunque en Septiembre no tenga mucho que hacer todavía, la rutina vuelve, menos mal, por que la necesito como necesito de nuevo el otoño, al menos recuperar ese que el año pasado me perdí por completo.

Fue un buen verano, te tuve, te aproveché como bien pude y se que me hice querer, y no cambié en ningún momento mis ‘Modus Operandi’ pues seguimos intactos…sin duda.

No niego que te echaré de menos cuando no tenga nada que hacer, tus labios serán un recuerdo difícil de sacar de mi vida cotidiana.

Que me queda? Lo de siempre.
El disfrute más primitivo posible de la vida en pequeñas cosas, mi música, mi baloncesto y la nueva competición y las ganas de superarse y ser mejor en todo lo que pueda, pues todavía quedan bocas que cerrar.

Y me queda mi gente, y cada vez se suman mas, como también se borran otros.

Intentaremos disfrutar de lo poco que queda de la mejor manera posible en la capital.

Por que…este puto calor destroza mi coco, me derrite, iceman no puede dejarse derretir, no me deja dormir este calor, no me deja hacer nada, reduce mi actividad.

Por eso necesito también volver a la rutina, necesito el movimiento de antes, estar ajetreado…estaba hecho para el revuelo de esta ciudad.



Intentaré evitarte un tiempo, necesito dejarte espacio para que pienses como ha pasado la cosa, pero luego intentaré volverte a hacer la misma pregunta, sigo pensando que no había un convencimiento entero, se que quedaba más.

Pero como siempre te decía, lifes goes on babe.



Sentía la ciudad a mis pies.
Era el rey del mundo, y los segundos no eran mas que problemas.
Tenía mis letras y mis nenas, mis noches en vela, y a estas alturas lo demás me la pela.


Mad city sigue sin sorprenderme.



A.Jota. a.k.a. AquíSigo

sábado, 13 de agosto de 2011

Pase lo que pase

Volveré a escribir desde el corazón como siempre, pero solo me hago responsable de escribirlo, no de que os guste o lo entendáis, especialmente tú.

Sabía que un día así llegaría, me sentí el rey del mundo a tu lado durante un tiempo, un tiempo del que no me arrepiento, sino del que me siento muy orgulloso.

Y se que todavía puede recuperarse la unidad que había antes, esas largas charlas filosóficas, esas amables discusiones sobre la vida que tu me dabas y que te daba yo también, esos besos que te estremecían y esa mirada pidiéndome más.

No lo olvidaré en mucho tiempo, y espero que tu tampoco, termine todo ahora o mas tarde, estoy ya seguro de que no eres algo más.

Escribo un poco sin pensar pues escribo única y exclusivamente para desentramar un poco mi cabeza.

Sabía que pasaba algo, lo noté pronto, y no me vine abajo ni mucho menos, tuve el valor de enfrentarlo y querer aclararlo, pues como dije me prometiste que confiando en ti todo saldría bien. Hasta que vi tornarse tus maneras en desconfianza.

Se que no eres así, me ha dado tiempo de sobra a conocerte y a alcanzar un buen nivel de confianza, y se que puedes, que podemos por así decirlo, si conseguimos sacar adelante algo que parecía una locura no pienso dejar que cambie por una pequeña mala racha estúpida o por un cambio de aires.

Quiero volver a poder dártelo todo, a dejarme Madrid encallado en los pies por ti y pateármelo los días que hagan falta, a mirarte y sentir, sobretodo a sentir, pues que dudes hace que yo también lo haga y no quiero, no joder, luchar cuesta más pero tiene su recompensa.

Yo dejé de tener miedo, ahora deja de tenerlo tu, no me hables de odios ni de lo que podría ser si…quiero callarte con un beso y disfrutar el presente, vivir lo que queda como si fuera a ser el último.

Aún así pase lo que pase…estaré ahí, lo sabes, quizás no de la misma manera pero siempre serás mía, tu piel seguirá llamando a mi boca y tus ojos a los míos.

Todo puede pasar de aquí a unos días, puede seguir como si nada o puede terminar de la misma forma que empezó, pero si continua que sea para bien y seguir apoyándonos mutuamente, y luchando para que dure y no para que pare, por que si algo tengo claro de verdad es que tus maneras han cambiado, pero que sigues siendo esa fuerza que dices que eres, esa fuerza que todavía me vuelve loco.

Por que loco me volviste y loco sigo, pero ya era un loco más antes de conocerte.

Y como te decía cada noche……life goes on babe

La vida sigue contigo o sin ti. Pero quiero todavía tus besos.

A.Jota a.k.a. NoLlores…

sábado, 6 de agosto de 2011

Experimento sociológico.

Sigo vivo. Por el momento sobrevivir sigue siendo cosa de niños, aunque saborear la animadversion de malvivir esta...relativamente mas cercana que en otras cosas.

Por estas fechas recuerdo el año pasado, como todo empezó poco a poco a venirse abajo hasta degenerar en un problema del que salir fue una odisea, recuerdo el apoyo de los contados con los dedos de una mano, recuerdo la realidad mas cruda.

Ahora, en ocasiones temo volver a pasar lo mismo, sin necesidad de que influyan los problemas de salud, y eso que en ocasiones todavia noto las consecuencias.

Era un hombre sin debilidades, conocía las posibilidades de los demás y las mias, tenía todo bajo control, pero ahora tengo una debilidad, un punto débil, y está mas a la vista que nada ni nadie, y eso desde luego no me gusta.

Pero al igual que ese concepto me debilita, también podría nombrarte un millón de causas por las que dejaría que ese punto débil conviviera conmigo mucho más tiempo, al menos el tiempo suficiente para conocerme un poco mas y para hacerla llegar mas hallá del cielo, exista o no exista ese lugar mis aspiraciones no tienen límite...el límite NUNCA fue el cielo, detrás hay mucho más.

Aunque una vez más se pudo demostrar como mi personalidad limita muchas otras cosas, lo que realmente me hace pensar si los demás son en realidad o no los distintos o raros y no yo.

Aun así creo qe empiezo a valorar este verano, ya que poco a poco lo que suma vence a lo que resta respecto a años anteriores, la esencia nunca cambia pues sigo intacto en el tiempo y la fórmula sigue dando sus frutos.

Me encuentro bien, confiado, y una vez más hago caso omiso a mi alrededor, sigo fiel y real a mis expectativas de la vida y ya pocas cosas me decepcionan o emocionan.

Pero...me sigue "torciendo el ojete" el tema de mi forma de ser respecto a los demás.
Los que me conozcan bien saben que mi tiempo de socializacion no es muy amplio que digamos, que necesito tiempo para mi, para pensar y analizar la situación, pero solo por que soy así.
Y a partir de esto es a donde quiero llegar a mi éxito, el cual no comprendo muchas veces, quizás el mero hecho de no ser igual y no querer destacar pero hacerlo me haga sin pensarlo un líder, el objetivo de todas las miradas, el que todos esten pendiente de mi, ya que todo lo que diga siempre será usado en mi contra. Y también por que no, y aqui tiraré de falsa humildad, por el misterio que puedo llegar a provocar.

Me baso en muchas cosas para decir toda esta sarta de gilipolleces al teclado, pero el experimento sociológico reveló realmente como son las personas, a que temen, a quien buscan, con quien tienen mejor conexión y sobretodo demostró de que bando está cada uno.

Y ante esto me siento indiferente de nuevo, y no por falta de razones ni de personalidad, pero dudaré siempre, si me quedo aparte es por mayor capacidad que vosotros asi como por cabezonería y orgullo, el puto orgullo de siempre.

Pero nena, ya sabes, como te dije una noche y te repito todas, life goes on...




A.Jota a.k.a. Cosechador de almas